Al terminar de usar la Olla, lávala con agua tibia, jabón y sin utilizar polvos abrasivos.

Desmonta y lava el regulador con agua y jabón, no utilices nada metálico para su limpieza-ekco interior, déjalo secar en posición boca abajo.

Desmonta el empaque de hule de la tapa, lávalo y sécalo.

Lava la tapa y verifica que el tubo de escape esté libre de residuos de comida.

Quita la válvula, lávala y sécala.

Monta el empaque y la válvula de seguridad (verifica la correcta posición del perno).

Guarda la Olla sin colocar la tapa, solamente sobreponla boca arriba sobre el cuerpo.